Press Releases

Yale® promueve el éxito de MotoGP™

 enlace permanente   todos los mensajes

Yale MotoGP Automotive Hazardous Materials - Content ImageCuando se está celebrando un evento de escala global, todas las personas y todo en general deben trabajar al unísono. Para Dorna, los organizadores del Campeonato Mundial de la FIM MotoGP™, el equipamiento correcto es clave para mantener la puntualidad en las operaciones logísticas y para garantizar que las escuderías puedan ofrecer un gran espectáculo a los espectadores y seguidores de todo el mundo.

El éxito de un fin de semana de competición empieza con la descarga de los camiones de Dorna, que transportan todo su equipamiento de un circuito a otro. “Son muchas las personas implicadas en el embalaje y desembalaje”, dice Robert Berenguer, Director de Logística, Departamento de Operaciones de Dorna Sports. “Los camiones que transportan todo nuestro equipamiento llegan el domingo por la tarde o el lunes por la mañana de la semana de la competición y en ese momento todas las manos son pocas para descargarlo todo y para tener la infraestructura a punto antes de que ponga pie en el circuito cualquier equipo o grupo de seguidores.”

Como suministrador de carretillas elevadoras designado para MotoGP™ durante 2017, Yale EuropeMaterials Handling puso al servicio del Campeonato toda una gama de carretillas elevadoras de diferentes capacidades de elevación para que el equipo de logística pudiera transportar el equipamiento exactamente al lugar en el que se necesitaba con la debida puntualidad y de forma fácil y segura.

Yale se crece ante el desafío

Desde el movimiento de los equipos esenciales para las escuderías, tales como los neumáticos, hasta la maniobra del combustible que propulsa las motos, las carretillas elevadoras de Yale®contribuyeron en gran medida al éxito general del fin de semana de competición. Para poner más presión en el ya prominente papel que ha jugado Yale, dos importantes factores hubo que tomar en consideración durante la estación de MotoGP™: eventos inmediatamente consecutivos y recorridos de larga distancia entre sedes de la competición.

Solo una semana entre fines de semana de competición supone un enorme desafío para Dorna. Se dispone de una ventana de tiempo más pequeña en la que hay que empaquetarlo todo y enviarlo hasta el siguiente circuito de carreras, y luego hay que descargarlo de nuevo en el otro lado manteniendo el mismo alto nivel que se exige a sí mismo el Campeonato.

“Los fines de semana consecutivos nos exigen más flexibilidad como equipo. Por ejemplo, cuando nos estábamos moviendo de la República Checa al Grand Prix de Austria, los primeros camiones estaban listos para salir el domingo por la tarde”,explica Robert. “Necesitábamos tener un equipo sobre el propio terreno en Austria antes del lunes por la mañana, por lo que teníamos gente trabajando en los dos sitios –embalando y cargando en un sitio y descargando en el otro”.

El segundo desafío logístico único del calendario de MotoGP™ ha sido el transporte de todo el equipamiento desde una carrera en Europa a un evento en otra sede situada a larga distancia en ultramar. Este fue el escenario que se planteó en el Grand Prix de Aragón, en España, al que le siguió el evento MotoGP™ japonés en el circuito de Motegi, teniendo que trasladar la carga a Japón por vía aérea.

El segundo desafío logístico único del calendario de MotoGP™ ha sido el transporte de todo el equipamiento desde una carrera en Europa a un evento en otra sede situada a larga distancia en ultramar. Este fue el escenario que se planteó en el Grand Prix de Aragón, en España, al que le siguió el evento MotoGP™ japonés en el circuito de Motegi, teniendo que trasladar la carga a Japón por vía aérea.“Los eventos europeos son bastante fáciles, pero cuando hablamos del caso de Aragón, no movíamos solo nuestra carga a Japón, sino también el equipamiento de las escuderías”,explica Robert. “En lugar de 15 camiones, tal vez se llegó a los 50. Los camiones se utilizaron de manera diferente ante el reto que suponía pasar de una carrera en Europa a otra fuera de Europa”.

Para afrontar este desafío de carga adicional, para el evento en España Yale puso a disposición del Campeonato el doble de carretillas elevadoras de lo que es normal, con objeto de ayudarles a cumplir su apretado programa.

“Utilizamos el doble de carretillas elevadoras el domingo por la noche porque teníamos que hacer todos los procesos y trabajos habituales y además entregar los cajones vacíos a las distintas escuderías para que empaquetaran y luego había que recogerlosde nuevo al día siguiente",explica Robert.

“Hay eventos en los que el tiempo es un factor crítico, especialmente cuando transportamos artículos para otros equipos que necesitan su equipamiento al mismo tiempo”,afirma Robert.

Todo en orden siempre para los equipos

Las carretillas elevadoras sirvieron para atender algo más que las necesidades de Dorna exclusivamente; hubo que prestar asistencia a los propios equipos para transportar su infraestructura por todo el paddock.

Los equipos tienen seguramente la carga más valiosa. Combustible, neumáticos e incluso las propias motocicletas tienen que manejarse con todo cuidado en los garajes. Todo tiene su sitio y todo está meticulosamente planificado de antemano, algo que de no ser así podría suponer un desastre para un piloto o para un equipo si hay componentes vitales que no estén exactamente donde se necesitan en cualquier momento dado.

Durante un evento cada equipo utilizará un gran número de neumáticos; se pueden utilizar en cualquier lugar hasta 36 neumáticos por piloto a lo largo de un fin de semana de competición dependiendo de las condiciones meteorológicas y del progreso de un piloto durante la sesión de calificación. Las carretillas elevadoras de Yale eran responsables de garantizar la entrega de forma segura y fluida de estos neumáticos lisos y para tiempo lluvioso en el garaje de cada escudería durante el evento de un fin de semana.

Un combustible especializado es también una fórmula especial para garantizar que las motocicletas perfectamente optimizadas de los equipos alcancen su máximo potencial y es un componente que tenía que moverse por el paddock con las carretillas elevadoras de Yale. Los operarios pusieron una gran precisión y cuidado durante el trabajo con la carga peligrosa. En un paddock ajetreado siempre era necesario prestar la debida atención y un alto grado de vigilancia. ¡Sin el suministro puntual y seguro de combustible, las motocicletas no habrían podido salir a la pista!

La fiabilidad es la base para el éxito

La asociación entre Yale y MotoGP™ ayudó a impulsar el vertiginoso mundo de las carreras de motociclismo, trabajando mano a mano para conseguir la productividad requerida y el éxito para el campeonato.

“Disponer de carretillas fiables en las que pudiéramos confiar tanto nosotros como los equipos nos ayudó a ofrecer un gran evento para los seguidores”,dice Robert. “Hay mucho trabajo entre bastidores para lograr un fin de semana de competición de MotoGP™, desde la construcción y preparación de kits del área de verificación hasta el repostaje de las motocicletas para sus recorridos. Todo debe funcionar como un reloj, y nosotros insistimos en que el equipamiento que se vaya a utilizar para conseguir esta precisión responda a nuestras expectativas. Tener a Yale a bordo nos supuso contar con herramientas familiares, con independencia de donde estuviéramos, sabiendo que podían hacer el trabajo de forma eficiente y con puntualidad.”

Para más información sobre la gama de equipos de manutención de Yale visite www.yale.com.