• Chiltern Cold Storage: Lincolnshire, UK

    A las carretillas Yale no les supone ningún problema el frío intenso del Almacén Frigorífico de Chiltern

    Chiltern Cold Store - mainDos nuevas carretillas retráctiles MR para almacenamiento en frío apoyadas por dos transpaletas motorizadas MPX están demostrando ser una solución de manutención robusta, fiable y de bajo coste para temperaturas bajo cero en el Almacén Frigorífico de Chiltern.

    Trabajando a temperaturas que llegan a -23°C, una flota de solo cuatro carretillas elevadoras es todo lo que se necesita para mantener el brioso paso de las operaciones desarrolladas en el almacén frigorífico de 3.300 posiciones de palés del Almacén Frigorífico de Chiltern en Bourne, Lincolnshire. 

    La operación de Bourne, uno de cuatro emplazamientos que opera el especialista en logística de temperatura controlada se estableció hace cuatro años y aloja productos de alimentación, tales como pescado y carnes de aves, con destino a restaurantes,  bares y otras tiendas de alimentos.   Con un volumen de unos 1500 palés a la semana y con todos los desafíos habituales de unas temperaturas tan bajas, es vital que el almacenamiento en frío tenga una operación de manutención impecable con los equipos más robustos y con el mejor respaldo en el negocio. 

    Este requisito se ha satisfecho con una flota de dos carretillas retráctiles MR14 de almacenamiento en frío y con dos transpaletas motorizadas MP20X para almacenamiento en frío de Yale Europe Materials Handling, suministradas por el distribuidor de Chelveston, Northants, JST Forklifts.

    Trabajando con palés que pesan normalmente 800kg y que miden hasta 1,8 metros de altura, las dos carretillas MR14 trabajan en los pasillos de tres metros de anchura del sitio de Bourne, principalmente depositando y recuperando palés llenos en alturas o desde alturas de hasta 6,2 metros. 

    Las dos carretillas retráctiles MR tienen una capacidad de elevación de 1,4 toneladas ­– más que suficiente para hacerse cargo de los pesos de las cargas y para elevarlas hasta las alturas normales en el sitio – y trabajan en turnos de doce horas (6 de la mañana a 6 de la tarde), cinco días a la semana.

    Las dos transpaletas motorizadas MPX son ambas de modelos de 2,0 toneladas están equipadas con plataformas de operario de estilo carruaje y con manillares tipo scooter en lugar del control más común de brazo de timón, y se utilizan como apoyo al trabajo de las carretillas retráctiles ejecutando la carga y descarga de vehículos a través de los muelles de carga del emplazamiento. 

    Calidad de Construcción

    +

    El Director de Contratos del Almacén Frigorífico de Chiltern, John Davidson, se decantó por las carretillas Yale después de una visita a las instalaciones de producción de carretillas de almacén de 35.000 metros cuadrados del fabricante en Masate, Italia, donde dice que quedó convencido por la impresionante calidad de construcción y por los procesos de pruebas de los que se hacía gala.

    "La calidad de construcción fue fundamental para mí. Son carretillas construidas muy sólidamente," confirma. "También se aplicaba un proceso de pruebas muy robusto en la fábrica, por ejemplo la prueba de la banda sonora - ¡realmente intensa! He ido a los sitios de otros fabricantes y no he visto nada como esto."

    Davidson dice que el espesor de la placa utilizada en la construcción de las nuevas carretillas retráctiles MR junto con el uso mínimo de vulnerables paneles de plástico usados normalmente en otras marcas de equipos fueron también dos cuestiones clave para él. “La versión anterior de carretilla retráctil MR que usábamos antes realmente daba la talla para nuestras necesidades – era realmente robusta y estábamos impresionados por la calidad de construcción del modelo anterior. Así que sabíamos que si Yale había mejorado ese producto, entonces la nueva carretilla retráctil MR tenía que ser todavía mejor," añade. 

    También ha quedado impresionado por la protección contra la humedad que está incorporada en las carretillas – obviamente, una cuestión vital con el tipo de condensación que se produce cuando las carretillas están entrando y saliendo repetidamente de zonas a temperatura diferente.  “El mayor problema con cualquier carretilla retráctil que entra y sale de un almacenamiento en frío es la condensación, que frecuentemente da lugar a problemas eléctricos,” comenta. “Pero con las carretillas Yale, no hemos tenido ningún problema de importancia.”

    Trabajo adicional

    +

    Como los conductores solo trabajan  en el almacén en frío durante periodos de hasta 50 minutos seguidos, el Almacén Frigorífico de Chiltern no tuvo que especificar las cabinas cerradas equipadas normalmente en la nueva MR con especificación para almacenamiento en frío, lo que ha permitido que sea práctico utilizar las carretillas retráctiles para trabajos adicionales además de para movimientos de palés llenos. 

    De esta manera no ha habido ninguna necesidad de utilizar equipos adicionales aparte para recoger cajas, por ejemplo - un trabajo que no habría sido práctico con una cabina cerrada en una carretilla retráctil ya que es necesario mantener la puerta cerrada para mantener la temperatura interna.  “Gracias a la versatilidad de estas nuevas carretillas retráctiles MR, podemos librarnos de tener que disponer de carretillas de recogida dedicadas,” confirma Davidson.

    A los conductores del Almacén Frigorífico de Chiltern realmente les gusta la confortable posición de conducción que ofrece el último nuevo compartimento de carretillero de la MR, así como la visibilidad a través del mástil, añade.  Y como los conductores de Bourne tienen una considerable experiencia de conducción y como en el emplazamiento se emplea una configuración de pasillo ancho, las carretillas pueden trabajar sin restricciones a plena velocidad de desplazamiento y elevación, ayudando a agilizar los tiempos de ciclo.

    Atractivo de la MPX

    +

    La robusta calidad de la construcción de la gama Yale fue también la principal razón subyacente a la decisión del Almacén Frigorífico de Chiltern de decantarse por las transpaletas motorizadas MPX, dice Davidson.

    “Una vez más, fue el robusto diseño y construcción – se trata simplemente de un producto de calidad y de una bestia de carga fiable,” sigue diciendo. “El mayor problema al que hay que enfrentarse con cualquier transpaleta motorizada es el desgaste de los neumáticos al moverse constantemente dentro y fuera de los muelles de carga. Pero han sido realmente buenas – de hecho, me atrevería a decir que la MP20 es la mejor transpaleta motorizada que tenemos en términos de neumáticos en este momento.”

    Davidson optó por las plataformas de operario de estilo carruaje cerradas en las transpaletas motorizadas MPX porque pensaron que ofrecía protección adicional en comparación con los brazos laterales plegables de muchos otros modelos – tanto para el operario como para la propia carretilla.

    “Me gustan los compartimentos de operario de estilo carruaje para la reducción de daños en la propia máquina. Los brazos de las alternativas plegables tienden a sufrir muchos daños, y el operario está mucho más protegido también, lo que es una ventaja clave para nosotros," explica.

    Servicio y apoyo

    +

    No es solo con las carretillas propiamente dichas con las que tenían que estar satisfechos en el Almacén Frigorífico de Chiltern, por supuesto: en un entorno tan exigente como un almacén en frío, también era vital garantizar un paquete inicial correcto y un servicio y apoyo de respaldo correctos, dice Davidson.

    El distribuidor de Yale JST Forklifts verdaderamente triunfó en este aspecto, comenta luego, suministrando la flota con una operación de contrato de alquiler justo por debajo de cinco años para ajustarlo al resto del leasing del edificio, junto con un paquete de mantenimiento completo; ofreciendo un tiempo de respuesta in situ garantizado de cuatro horas en caso de avisos imprevistos, y gestionando también una impresionante tasa de corrección de fallos al primer intento de más del 95%.

    Davidson añade que JST Forklifts no solo fue “muy competitivo” en el precio inicial, sino que también demostró su excelencia manteniendo los costes de mantenimiento igualmente bajos.

    “Hablamos del coste de la vida de servicio completa de las carretillas,” explica. “Los costes de servicio pueden ser muy elevados a veces...pero con JST, no tenemos ese problema. Si un técnico de JST viene para ver algo que está mal – una lente agrietada en una luz, por ejemplo – y si puede repararlo, entonces lo reparará en lugar de sustituir el componente completo.  Esto nos ayuda realmente a evitar una factura elevada.

    "El resultado de este modo de proceder es que tenemos muchas probabilidades de conseguir un ahorro considerable en nuestros costes de servicio y piezas a lo largo de la vida de servicio de estas carretillas,"  añade. “Hablamos de la relación que tienes con tu distribuidor – es la clave de todo ello.”

    Entre la calidad de las carretillas y la calidad del servicio, Davidson cree que ha dado con el balance correcto en el emplazamiento Bourne y dice que está considerando ahora hacerse a través JST con otras carretillas de Yale para otras partes de la operación del Almacén Frigorífico de Chiltern.

    “El producto de Yale es un un conjunto sólido y laborioso – apenas trabajaríamos sin él,” confirma.rms.

    What Our Customers Are Saying

    La calidad de construcción fue fundamental para mí. Son carretillas construidas muy sólidamente. También se aplicaba un proceso de pruebas muy robusto en la fábrica, por ejemplo la prueba de la banda sonora - ¡realmente intensa! He ido a los sitios de otros fabricantes y no he visto nada como esto.  
    John Davidson - El Director de Contratos