• Baustoffwerke Havelland: Berlin, Alemania

    Columna vertebral de la producción

    Baustoffwerke-main

    12 horas completas de trabajo al día, 230 días al año, hasta 5 toneladas por ciclo e increíblemente importante para la producción: Baustoffwerke Havelland es un fabricante de materiales de construcción que desde marzo de 2017 ha puesto su confianza en la Carretilla Elevadora de Trabajo Intensivo de Yale GDP120DC suministrada por el distribuidor Yale MF Gabelstapler Service GmbH. Baustoffwerke Havelland está situada al noroeste de Berlín, donde fabrica ladrillos para la industria de la construcción.

    La empresa suministra un kit modular para la industria de la construcción. Los arquitectos envían datos CAD directamente al fabricante de ladrillos sílico-calcáreos, el cual fabrica luego los “elementos planos” de precisión preparados para ser montados en obra. Aunque pone las cosas muchos más fáciles para el constructor, es un desafío arduo para el fabricante: los elementos planos son de tamaños diversos y de anchuras de hasta un metro. Como se venden por piezas individuales, no tiene sentido paletizar: hace falta una carretilla elevadora al final de la línea de producción de elementos planos. La carretilla recoge hasta 20 elementos con un peso total de hasta 5 toneladas y transporta el conjunto hasta la zona de almacenamiento al aire libre de la empresa. Cuando llega el momento de la entrega en la obra, la carretilla elevadora recoge los elementos especificados y los coloca sobre un camión - veinticuatro horas al día, 230 días al año.

    La estabilidad a largo plazo

    +

    Este sistema funcionó bien durante muchos años, pero en 2016 la empresa decidió introducir un factor de respaldo en su logística de almacenamiento comprando una segunda carretilla elevadora de trabajo intensivo, teniendo en cuenta especialmente que el modelo anterior ya llevaba varios años en servicio. Además de los detalles técnicos, el fabricante de materiales de construcción estuvo siempre muy atento al coste total. “No es de ninguna ayuda que los costes de inversión inicial sean bajos si los costes de explotación son altos, si hay períodos prolongados de parada o si los costes de mantenimiento son elevados”, explica Olaf Lilie. La cuestión crucial aquí es la economía a largo plazo, lo que incluye también el tema del tiempo de respuesta de servicio. Sr. Lilie: “En definitiva lo que necesitamos es una gran estabilidad”. Lo que se traduce en una carretilla elevadora de trabajo intensivo de 12 toneladas, ya que la empresa de materiales de construcción no quería que se pudiera dar una situación en la que una carretilla más pequeña tuviera que manejar las elevadas cargas que se daban de manera frecuente corriendo el riesgo de largos períodos de averías. La nueva carretilla tenía que ser un equipo de trabajo intensivo y fiable y tenía que ser capaz de moverse rápidamente por las instalaciones.

    Baustoffwerke Havelland realizó varias consultas, recibió muchas ofertas pero seleccionó rápidamente la unidad Yale. MF Gabelstapler ofreció un modelo que era comparable al apilador con pinzas existente con el que tan buena experiencia habían tenido a lo largo de más de cinco años. Lilie: “Elegimos lo que conocíamos y nos gustaba. No queríamos hacer experimentos”. Tenían fe en el producto Yale basándose en la experiencia pasada.

    Personalización desde la primera línea

    +

    La adquisición de una carretilla elevadora estándar para este trabajo tan intensivo no era una opción adecuada para Baustoffwerke Havelland. La característica principal de la carretilla GDP120DC que trabaja en Havelland es la pinza hidráulica para ladrillos suministrada por Steinweg Klammersysteme. La pinza es una versión ampliada con una anchura total de 230 centímetros, de acuerdo con el tamaño de los elementos planos de formato grande, las mordazas tienen un revestimiento especial que les permite manejar al mismo tiempo piedras desempacadas y envueltas en plástico. Una lámpara LED en la pinza facilita el trabajo en caso de alumbrado insuficiente - una característica adicional sugerida por los propios conductores de la carretilla.

    Para Baustoffwerke Havelland era prioritario incluir las sugerencias del personal al efectuar la elección de este equipo tan vital. Entre los aspectos más importantes que se apuntaron, estaba la necesidad de mejorar el confort y bienestar del operario en el trabajo: el vehículo tiene un asiento con suspensión de aire, un respaldo extendido y apoyo lumbar, y tiene calefacción. La cabina totalmente de vidrio está equipada con un sistema de recirculación de aire y con un sistema de aire acondicionado, una lámpara de lectura y un estante para documentos, elementos diseñados para obtener un entorno de trabajo más confortable, así como de una radio para entretenimiento. “Para nosotros era importante que el personal tuviera un lugar de trabajo adecuado y protegido”, indica Olaf Lilie.

     

    Una colaboración duradera

    +

    La carretilla elevadora lleva en servicio en Baustoffwerke Havelland desde marzo de 2017: su disponibilidad y su rendimiento son simplemente los adecuados, de acuerdo con Olaf Lilie. Las comunicaciones con el distribuidor son también eficientes y directas. MF Gabelstapler ha mantenido el contacto posventa con Baustoffwerke Havelland y hace todo lo posible para satisfacer los requisitos de la empresa en lo referente a carretillas elevadoras. Sr. Lilie: “Sentimos que estamos en buenas manos”.

    Saben de lo que hablan. Pronto llegamos a un acuerdo con MF Gabelstapler acerca de las especificaciones detalladas. No hay nada que reprochar en relación con la calidad del servicio.
    Olaf Lilie - Director técnicoBaustoffwerke Havelland