Press Releases

Las carretillas Yale ayudan a Bonduelle a mantener la calma bajo presión

 enlace permanente   todos los mensajes
  • La fábrica de verduras y hortalizas Bonduelle, situada en Gniewkowo, procesa alrededor de 30.000 toneladas de verduras y hortalizas al año, siendo los congelados los productos principales.
  • La flota actual de Bonduelle consta de 40 carretillas Yale de alquiler a largo plazo suministradas por el distribuidor nacional, Emtor.
  • Emtor ha trabajado en estrecha colaboración con Bonduelle para asegurarse de que la flota satisfaga los requisitos específicos del cliente, teniendo en cuenta el entorno de bajas temperaturas y los pasillos estrechos del almacén de Bonduelle.

Bonduelle Case Study-page-imageLos expertos de Yale en la industria conocen los desafíos asociados al movimiento de productos perecederos en aplicaciones alimentarias y las exigencias que impone a los equipos de manutención el trabajo en entornos a bajas temperaturas. Este conocimiento ha sido clave en el éxito de la relación entre el distribuidor Yale® Emtor y la fábrica de verduras y hortalizas Bonduelle en Gniewkowo, Polonia.

Con el procesamiento de alrededor de 30.000 toneladas de verduras y hortalizas al año, la producción principal de la fábrica de Gniewkowo de la compañía es producto congelado. Las verduras y hortalizas de Bonduelle se someten a un largo y complejo proceso de lavado, blanqueamiento y congelación en túnel antesde que estén listas para llegar a la mesa del consumidor y unos procesos de manutención probados y eficientes son cruciales para asegurar el funcionamiento fluido de la fábrica.

El frío se queda fuera gracias a las soluciones a medida

La flota actual de la fábrica consiste en 40 carretillas Yale de alquiler a largo plazo, suministradas por el distribuidor nacional, Emtor, que ha suministrado equipos Yale a la fábrica durante más de 10 años.

Emtor toma en consideración con todo cuidado las necesidades de la aplicación y sigue trabajando estrechamente con Bonduelle para garantizar que las carretillas de alquiler sean las más adecuadas para el entorno de la operación. Las condiciones de trabajo en el emplazamiento varían desde entornos refrigerados (0-4°C) a áreas dedicadas de almacenamiento en frío en las que las temperaturas pueden llegar a - 18°C, siendo por tanto necesario recurrir a soluciones a medida para preparar el equipo para entornos de temperatura controlada. Las carretillas Yale suministradas por Emtor cuentan con cabinas cerradas equipadas con cristal doble calefactado, aislamiento de doble capa y calefacción termostática en la cabina, que proporcionan al operario un espacio de trabajo cálido y confortable, ayudando al mismo tiempo a reducir el riesgo de empañado al moverse entre entornos a baja temperatura y a temperatura moderada. Pero las cabinas de la carretilla son solo una indicación de cómo ha tenido en cuenta Emtor las necesidades de este cliente.

“En nuestra fábrica, los productos semiterminados se almacenan en un almacén de sistema en bloque, y solo los productos terminados pasan a estanterías de palés. En su momento, hablamos sobre la necesidad de 'estrechar' la anchura de las carretillas retráctiles que trabajarían en esta área con Emtorporque los pasillos en nuestro almacén son extremadamente estrechos. Asumieron el desafío y prepararon especialmente para nosotros versiones más estrechas en línea con los requisitos de la Oficina Polaca de Inspección Técnica, versiones que están funcionando bien en nuestros pasillos estrechos”,comentaba Paweł Łyczywek, Director de la Cadena de Logística y Suministro en Bonduelle.

Las carretillas retráctiles componen la mayor parte de la flota de Yale en el emplazamiento almacenándose las cargas a alturas de hasta 8,5 metros. Las carretillas retráctiles están equipadas también con mástiles HD especiales y tienen una capacidad de elevación a baja altura, lo que les permite elevar la misma capacidad de carga en toda la altura de elevación.

Las carretillas retráctiles se complementan con carretillas eléctricas con una capacidad de elevación de 1,6 toneladas y con carretillas de GLP de mayor capacidad (1,8-2,5 toneladas) equipadas con accesorios rotadores que se hacen cargo de tareas fuera del almacén. La mayor parte de los equipos que están en la fábrica trabajan siete días a la semana en modo de tres turnos y están equipados con extracción lateral de la batería para ahorrar en tiempo y para reducir la interrupción debida a la operación de cambio de batería.

“En el pasado, el cambio de las baterías elevándolas desde la parte superior y manipulándolas en altura erauna operación difícil que conllevaba ciertos riesgos. La gama de carretillas que utilizamos es muy amplia, desde carretillas retráctiles a carretillas de almacén, siendo esta la razón por la que la unificación del sistema de cambio de baterías y su adaptación a los diversos modelos que utilizamos es un elemento importante de seguridad para nosotros,” indicaba Paweł.

La relación con el distribuidor clave para el éxito

La mayor parte de las carretillas en la fábrica de Gniewkowo de Bonduelle funcionan con uncontrato a largo plazo durante un período de cinco años, tras lo cual se cambian por otras nuevas. Las carretillas de uso más intensivo están con un contrato de alquiler por un período de tiempo más corto, de tres años.

“El período de alquiler más corto para algunas carretillas es debido a la presión extrema a la que están sometidas. Algunas de las carretillas elevadoras Yale que utilizamos transportan cargas de hasta 15.000 toneladas al año”, comentaba Wiktor Kwiatkowski, Director de Transporte en Bonduelle.

Paweł añadía: “Este acuerdo de alquiler nos ayuda a maximizar la eficiencia de nuestra flota. Confiamos en que durante cinco años de funcionamiento podamos trabajar relativamente sin problemas, y, en caso necesario, podemos contar con la eliminación inmediata de defectos o con carretillas de sustitución de Emtor, lo que nos permite una continuidad ininterrumpida en el trabajo”.

Emtor garantiza un servicio in situ en Gniewkowo aportando un mecánico dedicado. Sin embargo, durante el período de máxima actividad del año, cuando está en curso el trabajo más intensivo, el equipo de servicio se incrementa con otros dos técnicos en la fábrica.

Además del servicio in situ prestado por Emtor, el distribuidor Yale tiene además un almacén en las proximidades de Bonduelle. “Tenemos un almacén de piezas de repuesto muy bien equipado, con el apoyo de un excelente centro de distribución de repuestos de Yale, junto con una gran cantidad de carretillas de recambio, por lo que podemos reparar o sustituir de forma eficiente una carretilla elevadora si llegara el caso. Emtor es una compañía familiar en la que el proceso de toma de decisiones no cabe duda que es más corto que en una corporación, de ahí nuestra capacidad para adaptarnos de manera flexible a las necesidades de nuestros clientes”,comenta Dariusz Czaplicki, Consultor Técnico y de Ventas para Emtor.

“Estoy muy contento de tener la oportunidad de implementar una gama tan amplia de soluciones para Bonduelle. Gracias a ello, podemos trabajar conjuntamente para probar diferentes opciones, acumular pericia técnica y experiencia, y proporcionar una valiosa información de retorno a sus fábricas, lo que nos permite mejorar constantemente nuestro servicio”, concluía Dariusz.